Páginas

lunes, 4 de marzo de 2019

Conectar varios cerebros entre si ya es posible

Un equipo de la Universidad de Washington ha conseguido que hasta tres cerebros se comuniquen entre sí para completar una partida de Tetris.

Un equipo, liderado por Linxing Preston Jiang, investigador de la Universidad de Washington, con otros compañeros de su universidad y otros miembros de la Universidad de Mellon, ha puesto en marcha lo que se conoce como el proyecto "BrainNet", descrito como "un interfaz multipersonal de cerebro a cerebro por colaboración directa entre cerebros". Dicho en otras palabras, el equipo de Jiang ha conseguido que el cerebro de tres personas distintas se comuniquen directamente entre si.

BrainNet
Esquema del funcionamiento de BrainNet


Para que esto sea posible, el equipo de BrainNet ha combinado dos técnicas no invasivas, lo cual quiere decir que se aplican en la superficie del cuerpo, sin necesidad de penetrarlo:


Gracias a la combinación de estas dos técnicas, BrainNet obtiene una imagen del Sistema Nervioso Central (SNC) de los sujetos y, a través de internet, enviar esa información al cerebro receptor.

Tres cerebros para una partida de Tetris


Para comprobar que BrainNet efectivamente funciona, el equipo puso en práctica un experimento a través de uno de los videojuegos más famosos de la historia, Tetris. En el experimento, dos de los sujetos veían completamente la pantalla, mientras que un tercero, quien manejaba los mandos, podía ver la figura que se estaba utilizando, pero no la parte baja de la pantalla, por lo que no sabía cuando debía, o no, de girar la pieza o hacia dónde dirigirla.

BrainNet
A la izquierda, la pantalla que veían los emisores y a la
 derecha el receptor.
Cada uno de los sujetos iniciales debían de fijar su atención en una de los dos luces LED que aparecían en su pantalla, cada una con una intensidad diferente. La tarea era que se centrasen en una si no había que girar la pieza y en la otra si sí que había que hacerlo. El electroencefalograma recogía esta información y, a través del TMS, se enviaba al servidor para que después la información fuese enviada al receptor. Esta estimulación llegaba a su Corteza Visual, en el Área Occipital del cerebro, provocando un fenómeno llamado "fosfeno", que se manifiesta como manchas de luz dentro del campo visual. Dependiendo de la intensidad de las mismas, el jugador sabía lo que tenía que hacer en orden de completar adecuadamente el juego.

En los experimentos participaron cinco grupos de tres personas, completando el juego con un porcentaje de 81.25% de éxtio.

Aplicaciones


Aunque en la actualidad, las posibilidades que ofrece BrainNet son escasas, desarrollar este sistema posibilitaría generar una "red social de cerebros" para resolver problemas de manera cooperativa, además de ayudarnos a entender más en profundidad este órgano.

Existen otras líneas de investigación que también están trabajando en la posibilidad de mandarle a una computadora señales cerebrales, como es el ejemplo Neuralink, una iniciativa anunciada por Elon Musk para Tesla en el año 2017. Perfeccionar esta técnica, entre otras cosas, podría ayudar a parapléjicos a volver a caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario