miércoles, 19 de diciembre de 2018

KiVa. La iniciativa finlandesa qué está consiguiendo acabar con el Bullying

El programa KiVa consiste en la implementación, en distintos centros educativos de herramientas y pautas de actuación para frenar los casos de Bullying y tratar de impedir que surjan nuevos casos. Desde su implementación en Finlandia, en el año 2006, sus resultados están siendo muy positivos.

En el año 2006, el ministerio de educación de Finlandia, ante el evidente fracaso de los programas contra el Bullying que habían puesto en marcha años atrás, contactó con Christina Salmivalli, profesora de la Universidad de Turku y una de las mayores expertas en la temática. A través del análisis de la problemática, Salmivalli y su equipo pusieron en práctica el programa "KiVa", el cual, hasta la fecha, ha conseguido reducir significativamente los episodios de Bullying en las escuelas de su país, así cómo en otros en los que también se ha implementado.

Kiva. Programa contra el Bullying o acoso escolar.
El bullying o acoso escolar es toda intimidación o agresión física, psicológica o sexual contra una persona en edad escolar en forma reiterada. Foto: iStock Photos.


"KiVa", viene del finlandés "kiusaamista vastaan", cuya traducción al castellano sería "Contra el Acoso". Se fundamenta en la idea de qué los programas puestos en práctica con anterioridad, no causaron ningún efecto, o incluso fueron contraproducentes, porque su gran error fue centrarse únicamente en el acosador. La gran propuesta de KiVa consiste en actuar sobre los testigos. El equipo de Salmivalli propone que uno de los factores que más intervienen a la hora de iniciar y mantener el Buylling es el feedback que los acosadores reciben por parte de los testigos de sus actos. En términos de Condicionamiento Instrumental, una vez que los acosadores no reciben aplausos ni atención por sus actos, el acoso pierde su valor de reforzador y se pierde el interés por volver a repetirlo (o iniciarlo). 

¿Cómo funciona KiVa?


El programa KiVa tiene dos líneas de actuación:


  • General (prevención): se trata de lecciones mensuales a tres cursos (primero, cuarto y séptimo), en las qué, según palabras de Salmivalli: "Los estudiantes aprenden sobre las emociones, el respeto en las relaciones, la presión de grupo y lo más importante, sobre lo que ellos podrían hacer para acabar con el bullying. Hacemos varias actividades mediante las que los estudiantes aprenden a apoyar a los compañeros vulnerables y contribuyen a la inclusión de cada uno y al bienestar del grupo", asegura la cofundadora del proyecto.
  • Específicas (actuación): las cuales se ponen en marcha una vez que un caso de Bullying es detectado. Para ello, en los centros en los que se aplica el programa existe lo qué se conoce como un "equipo KiVa", profesores y otros miembros entrenados para responder a este tipo de situaciones. Entre las funciones de este equipo está el tratar el tema, tanto con la víctima, cómo el acosador y seguir le evolución de la problemática, de la misma manera de ponerse en contacto con algunos compañeros de la clase (aquellos considerados cómo los más populares) para animarles a apoyar a la víctima.

Uno de los aspectos a destacar del programa KiVa es que no es un programa que se aplica durante un periodo limitado de tiempo (por ejemplo, un curso escolar), sino qué el centro que lo adopte debe de mantenerlo permanentemente. Esto quiere decir qué los alumnos conviven con esta forma de proceder durante toda su etapa escolar.



Otra interesante particularidad es que el programa cuenta con un juego online, el cual está disponible en su página web, tanto en inglés, como en sueco. En este, el protagonista se va a enfrentando a distintos retos del día a día de una escuela en los que, habitualmente, se sufre Bullying. El jugador tiene que tomar una serie de decisiones y va recibiendo feedback sobre las mismas. Al final tiene que responder a preguntas acerca de su comportamiento con sus compañeros en el aula y si está siguiendo las "normas KiVa".

Christina Salmivalli. Programa Kiva contra el Bullying
Christina Salvimalli. Foto: aka.fi
Pero ¿Qué son las normas KiVa? Así lo explicó Salvimalli en una entrevista concedida Tchin en abril de 2016: "En algunas lecciones los estudiantes adoptan normas que tienen que ver, por ejemplo, con demostrar respeto a otras personas, a no reírse de los demás, a no unirse al bullying cuando sucede o a apoyar a los compañeros que son vulnerables. Por lo que son actitudes que se reflexionan en clase y que después en el juego los estudiantes pueden reflejar", explicó la psicóloga.

Por último. No hay que olvidar qué para cubrir todas las líneas de actuación, se ha de intervenir también fuera del entorno escolar y qué los padres son un elemento esencial tanto en la faceta preventiva, cómo en la actuación. Así lo explica la cofundadora del proyecto: "Evidentemente se mantiene a los padres informados de todas las fases del proyecto y sobre cómo la escuela está abordando el problema. Asimismo, se les proporciona una guía para padres en la que se les explica qué pueden hacer si su hijo/a está involucrado con el bullying, ya sea como actor principal o bien como testigo", declaró Salvimalli.

Resultados


Hasta la fecha, el programa KiVa está siendo empleado en más de 200 colegios de distintos países de Europa y Suramérica,  abarcando más de 30.000 estudiantes. Según los datos publicados, el programa ha conseguido acabar con el Bullying en cerca de un 80% de los casos y se redujo en un 18,5% de las ocasiones.