viernes, 7 de julio de 2017

8 maneras de lidiar con un narcisista

Convivir con una persona narcisista puede suponer una experiencia altamente negativa de la qué, en algunos casos, resulta imposible escapar. Para apalear los efectos negativos de esta situación, la psicóloga Keryl McBride propone una serie de pautas.

Se conoce el Trastorno Narcisista de la Personalidad como la antítesis de la empatía. Se trata de personas con una necesidad patológica continuada, no solo de ser atendido, sino además admirado, para ello, estas personas acostumbran a enaltecer sus propias virtudes y, sobretodo, señalar y menospreciar los defectos de las personas de su entorno y terceros. Todo ello conlleva que sus relaciones terminen siendo consideradas tóxicas para las personas de su alrededor.

Narcisismo


El trastorno narcisista es bastante común y todas las personas, más tarde o más temprano, se cruzarán con alguien que lo padezca. Los efectos de un encuentro fortuito no son significativos, pero en ocasiones esta persona es un miembro de su familia o un compañero de trabajo, lo cual quiere decir que se estará continuamente expuesto a los riesgos que ello le supone para su salud psicológica.
Para este tipo de situaciones, la doctora Karyl McBride, terapeuta familiar, experta en el Trastorno Narcista de la Personalidad y autora del libro “WillI Ever Be Good Enough?: Healing the Daughters of Narcissistic Mothers” (¿Será algún día suficientemente buena? Curando a las hijas de madres narcisistas), propone ocho pautas a seguir cuando alguien identifica a un narcisista en su vida cotidiana.

Ignorarle


Al igual que sucede con un abusón (de hecho, es bastante común que estos presenten dicho trastorno), cuando la víctima ignora la provocación y los ataques del narcisista, estos no obtienen la satisfacción que esperaban y ello ayudará a que sus ataques se reduzcan conforme avanza el tiempo.

No caigas en el anzuelo y evita la confrontación


Dejar caer sus ataques “ofreciendo la otra mejilla” y no ponerse a la defensiva ante sus ataques, tratando de justificar los aspectos que están siendo criticados es altamente recomendable. “Darles a estas personas la razón como a los locos” es la forma más rápida de terminar la conversación.

Entiende que esto no va sobre ti, sino sobre ellos mismos


Sus críticas son consecuencia de su trastorno y de nada más. No lo personalices en ti. Esta persona, en realidad, no ha razonado sus críticas, no trates de racionalizarla tú.

Keryl McBride
Keryl McBride

Habla sin ambigüedades


Di directamente lo que quieres decir, siendo claro y tratando de evitar posibles dobles interpretaciones.

Si tomas la decisión de alejarte de ellos, mantente firme


Alejarse y volver sólo les hará más fuertes, ya que acrecentará la sensación de dependencia que ellos perciben en los demás. De esta forma, solo conseguirás que vaya a buscarte más a menudo.

Confía en tu intuición


Las personas tóxicas son muy fáciles de detectar. Si identificas sus síntomas en una persona, seguramente estés en lo cierto y debas de seguir estas recomendaciones.

Recuerda que eres tú el que tienes que protegerte 


No esperes que nadie venga a rescatarte de un narcisista. Cuando te veas en sus garras, solo depende de ti escapar de la situación.


Recuerda que todo el mundo se merece se tratado con dignidad y respeto


Como nos recuerda la propia doctora McBride: “traer más amabilidad al mundo es una meta que merece la pena”. Una buena forma de lidiar con entornos tóxicos es predicar con el ejemplo.