viernes, 16 de junio de 2017

Una mirada a través de los ojos de la esquizofrenia

Kate Fenner (Estados Unidos, 1999) siempre fue una chica inquieta, con problemas para socializar y con gran interés en el mundo del dibujo. Durante su adolescencia comenzó a darse cuenta de que sufría de distintas alucinaciones auditivas y visuales, siendo finalmente diagnosticada con esquizofrenia a la edad de 17 años.

Kate Fenner, esquizofrenia
"Autoretrato" de Kate Fenner.
Desde que sabe de su enfermedad, Fenner ha tratado de llevar una vida lo más normal posible y uno de sus objetivos ha sido precisamente la de normalizar su trastorno, dándolo a conocer para que la gente sea consciente de lo que le está sucediendo. La herramienta que está utilizando es el dibujo, ya que la joven estadounidense se ha dedicado a ilustrar sus alucinaciones.Todas ellas pueden verse en su cuenta oficial de Instagram, dónde la artista comparte y explica su obra.

Kate, por una parte, ha asegurado que las imprecisiones con el que el mundo del cine o la literatura, e incluso la prensa, han tratado esta enfermedad influye muy negativamente en cuanto al trato que recibe por la gente una vez que se entera de su condición. Según sus propias palabras: "Desafortunadamente, tan pronto como le digo a la gente con lo que lucho, siento que eso es todo lo que ven", asegura la chica.

Kate Fenner, esquizofrenia
Kate Fenner (foto tomada de su cuenta de Instagram)

Padecer de esquizofrenia no es agradable para nadie, pero esta artista se ha propuesto poner su grano de arena para cambiar la concepción tan negativa que la sociedad tiene sobre quienes la parecen. Es por ello que Fenner trata de evitar el uso de “enfermedad mental”, según sus palabras: “Desprecio el término “enfermo mental”. Implica que quien soy como persona está fundamentalmente corrompido y roto”, aseguró la joven en una entrevista.

https://www.instagram.com/awkwardapostrophe/?hl=es
"Alucinación: una experiencia incluye la percepción aparente de algo que no está presente (Imagen: Kate Fenner).
Cómo se puede comprobar a lo largo de las distintas ilustraciones, esta artista no sólo refleja sus alucinaciones visuales, sino también las auditivas. También que hay elementos que suelen tener más presencia que otros, ya que las alucinaciones con bichos o con ojos tienen parecen tener más incidencia y frecuencia que otros elementos. 

Por último, también cabe destacar que, a pesar de ser mayoría, no todas las alucinaciones de esta chica son aterradoras y de valencia negativa, ya que el pájaro supone una estimulación agradable. 

¿Qué le pasa a Kate?


A pesar de que la esquizofrenia sea uno de los trastornos mentales de los que más se oye hablar a nivel coloquial, para el mundo científico sigue siendo una gran desconocida, a pesar de los importantísimos avances, tanto en diagnóstico, como en tratamiento, todavía no existe un instrumento diagnóstico que aplicable para el mismo, sino que es necesario descartar otra serie de trastornos, con síntomas similares, antes de asegurar el diagnóstico. 

De la misma manera, tampoco está clara cual es su causa, aunque en la actualidad existen distintas hipótesisbien fundamentadas que podrían convivir.

Kate Fenner, esquizofrenia
Imagen tomada de la cuenta de instragram de Kate Fenner. La artista relata que en ocasiones ve este mostruo por el conducto de ventilación.
En cuanto al tratamiento, como sucede en la mayoría de las enfermedades mentales, no existe una cura como tal. Si bien se han desarrollado distintos medicamentos que permiten mitigar sus síntomas. Como es habitual, actualmente los efectos segundarios de los mismos son tan devastadores que estos solo se recomiendan como solución momentánea, mientras el paciente recibe teparia psicológica para aprender a controlar sus síntomas por él mismo.

Kate Fenner, esquizofrenia
Imagen tomada de la cuenta de Instragram de Kate Fenner. La artista ha bautizado a este pájado como "Birdey" y asegura que ocasionalmente acude a cantarle.
Lo que es innegable a día de hoy es que la esquizofrenia consiste en una alteración en la víadopaminérgica, la cual trabaja, en estos pacientes, de forma anormal. La dopamina es un neurotransmisor de vital relevancia en el estado de ánimo, lo cual explica la personalidad bipolar que acostumbran a presentar estos enfermos.

Sin embargo, la personalidad no es la única incidencia de la inusual actividad dopaminérgica de estas personas. La dopamina también afecta a la amígdala, estructura cerebral que procesa la estimulación sensorial antes de mandarla al cerebro. El exceso de dopamina afecta al funcionamiento de dicha estructura y, como consecuencia de ello, la información que le envía a la conciencia está alterada, pero es percibida por el paciente cómo si se tratase de estimulación real. Fenómeno conocido como "alucinación".

El motivo por el cual las alucionaciones que presentan estas personas son de un contenido específico tiene que ver con su estado de ánimo o con las cosas que estén cercanas en su mente.

Finalmente, cabe destacar que esta enfermedad posee distintos niveles de gravedad y que, como reconoce la propia Kate, las vivencias que tiene un paciente con esquizofrenia pueden ser muy distintas a las de otros.