viernes, 25 de noviembre de 2016

Heurística. Explicación científica del racismo

Debido a la escasa capacidad del cerebro humano, este tiende a simplificar la realidad con determinados atajos mentales llamados "heurísticos".

¿Por qué existe el racismo? Entendiendo esto como un sentimiento o comportamiento que consiste en la exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, que suele llevar a la discriminación del mismo, distintos psicólogos sociales han tratado a lo largo de la historia tratar de darle una explicación a este fenómeno a través de sus teorías. Sin embargo, estas son insuficientes, puesto que hay que añadirle también un factor muy importante, como es el componente neurológico.  En este artículo se analizará qué es la “heurística” y qué papel juega este fenómeno mental en la formación de los prejuicios.

Un heurístico se considera como un atajo mental que se realiza inconscientemente cuando nuestra mente no tiene la capacidad de analizar todos los componentes del problema en el tiempo requerido. El ser humano se ve continuamente envuelto en una serie de dilemas en los que se ve incapaz de analizar todas las variantes y posibles soluciones, mucho menos cuando tiene que adoptar una decisión en cuestión de segundos.

Racismo
Imagen tomada de Huffinton Post
Como en muchos casos, es mucho más fácil entender este fenómeno a través de ejemplos que por la propia definición. Por ejemplo, cuando una persona está enferma acude a un médico quien, tras analizar sus síntomas, le receta un medicamento. El paciente tiene que tomar la decisión de tomar o no el medicamento, pero para tomar la decisión correcta debería adquirir los conocimientos correspondientes acerca de medicina y farmacología. Finalmente toma el atajo de confiar en el criterio de una persona de autoridad en la materia.

Esto también pasa en época de elecciones. Prácticamente nadie se ocupa en leerse y tratar de entender todos los programas electorales de los distintos partidos, además de adquirir conocimientos de sociología, política y economía y tratar de valorar el grado de sinceridad de cada uno de ellos. En lugar de eso, la costumbre es la de votar por el candidato que mayor confianza genera o al que se identifica con nuestra ideología.

¿Bueno o malo?


La pregunta ahora sería ¿Los heurísticos son mecanismos adaptativos o desadaptativos? O, expresado de una forma más coloquial ¿Es bueno o es malo?

Gerd Gigerenzer
Gerd Gigerenzer
Distintos teóricos no se han conseguido alcanzar un acuerdo acerca de esta cuestión. Gerd Gigerenzer defiende que los heurísticos tienen un gran valor adaptativo y que sin ellos el ser humano se atascaría en varios aspectos de su vida cotidiana. En contraposición, anteriormente, Daniel Kahnemann, había manifestado que lo más recomendable es tratar evitar emplear estas técnicas lo máximo posible, ya que suelen derivar a decisiones erróneas y sesgos cognitivos. Por supuesto, al tratarse de un acto subconsciente, y, por tanto, involuntario, ser capaz de renunciar a él requiere un entrenamiento y esfuerzo cognitivo.

Daniel Kahneman.
Daniel Kahneman.
La clave podría estar en el concepto de que el cerebro humano está diseñado para sobrevivir en un ambiente muy distinto en el que se desenvuelve hoy en día. En la selva, el empleo de
heurísticos podría ayudar a las personas que empezasen a correr ante un ruido sospechoso y, aunque en realidad hubiera sido algo inocuo, el hábito era tremendamente útil porque, objetivamente, vivía rodeado de peligros mortales. De la misma forma, otro mecanismo de supervivencia era percibir en un animal elementos que indicaban peligro y, de la misma forma, tratar de evitar acercarse a ellos.

No obstante, el ser humano, ha dado el paso de la selva a la ciudad en apenas unos millones de años, mientras que un organismo requiere de miles de millones para evolucionar. En consecuencia, el ser humano sigue teniendo el mismo cerebro que cuando vivía en un ambiente salvaje, no adaptado a las circunstancias de la vida en la ciudad, en el que los “peligros” son objetivamente distintos.
La gran jugarreta, en este sentido, es que en la selva, al estar rodeado de peligros constantes y, siendo además una de las especies más débiles, era necesario ser cobarde. Ahora seguimos siendo instintivamente igual de cobardes, aunque vivimos en un ambiente seguro.

Los prejuicios como consecuencia de la heurística


Aquí es cuando entra en juego el concepto de prejuicio, lo cual se define como “la opinión preconcebida de alguien”.  Cuando nos cruzamos con una persona, entran en juego los heurísticos arriba mencionados ¿Qué es lo primero que se puede observar de esa persona? Pues uno de los aspectos que resaltará con mayor prontitud es que pertenece a una determinada raza. A partir de ahí, el cerebro, inconscientemente, comienza a recuperar el concepto que se tiene de esa raza y, automáticamente, se aplica hacia esa persona.

La cosa no termina ahí. Puesto que otra consecuencia de la heurística es que el ser humano tenga una tendencia a estar continuamente “autoconfirmando”la concepción que tiene del mundo, por lo que una vez que la concepción acerca de los integrantes de una determinada raza se ha alojado en el cerebro, esta tenderá a autoprotegerse.  A consecuencia de esto, el individuo tratará de buscar argumentos objetivos que confirmen su prejuicio y a descartar o buscar una explicación alternativa a aquellos que los desmientan. Si a una persona que cataloga a una raza como “deshonestos” escucha una historia de un miembro de esa raza que se encontró una cartera llena de dinero y se le devolvió al dueño, tenderá a pensar que es un caso aislado. Mientras que una única historia acerca de un atraco llevado a cabo por otro miembro de esa raza servirá para reforzar su teoría.

Adolf Hitler y Donald Trump
Adolf Hitler y Donald Trump | Imagen: Jerusalem Post.

A todo esto hay que añadirle el factor de la primera impresión. Edward Thorndike, formuló el concepto de “Efecto Halo”, según el cual, cuando le atribuimos a un desconocido una facultad, positiva o negativa, tendemos a dar por sentado que poseerá otra serie de características, igualmente positivas o igualmente negativas.

Por último, hay que tener en cuenta el concepto de “enemigo común”. Muzamer Sherif demostró que dos grupos en conflicto pueden hermanarsecuando ambos identifican un problema o enemigo común. Esta es una arma que suele emplearse en política. Adolf Hitler señaló a la etnia judía como unproblema común para el resto de la población, alimentando así el odio hacia ellos, de la misma forma que Donald Trump lo ha hecho más recientemente con colectivos de distintas etnias.