miércoles, 23 de noviembre de 2016

Cuando la competencia nos hace mejores o peores. La Facilitación Social de Triplett

El concepto de Facilitación Social defiende qué el sentirnos observados cuando realizamos una determinada tarea, interfiere en la calidad del desempeño de la misma.

La Facilitación Social, concepto acuñado por Norman Triplett, es uno de los constructos más afamados de la historia de la Psicología Social. Se fundamenta en la idea de que la conducta que presenta un sujeto, así como el grado de habilidad que muestra para una determinada tarea, no será la misma si esta persona está sola o en compañía de más gente

Imagen tomada de: Ropa Cilismo.

A Norman Triplett se le considera el padre de esta disciplina y al experimento que será descrito a continuación, el primer antecedente de la Psicología Social, a la par que de Psicología del Deporte.

En 1897, Triplett seleccionó una muestra de ciclistas y midió sus tiempos de reacción en una prueba en las que competían solos. En la segunda etapa del experimento, todos los sujetos debían de realizar la misma prueba, pero participando de dos en dos.

Los resultados de este experimento reflejaron que todos los ciclistas habían terminado la prueba en menos tiempo que en la fase inicial. En resumidas cuentas, se produjo un incremento del 20% como media.

Una de las críticas que recibió este experimento, es que los ciclistas, al haber recorrido ese circuito con anterioridad, habían practicado y memorizado el recorrido, ayudando esto a terminar antes en la segunda fase.  Es por ello que, con posterioridad se ha replicado el experimento con la particularidad de que algunos sujetos debían pasarlo primero individualmente y luego en colectivo y otros al revés. Los resultados, una vez que se controlaba esa variable, fueron similares.

Norman Triplett
Poco después, Triplett siguió tratando de comprobar la existencia de este fenómeno con otro experimento.  En este seleccionó una muestra de 40 niños a los que les propuso que enrollasen carretes de cañas de pescar a la mayor velocidad posible.

En dicho experimento, separó a los sujetos en dos grupos de 20 componentes cada uno. Los miembros del  primer grupo debían de realizar la tarea hasta seis veces con la siguiente secuencia:

  • Grupo A:
    • Solo.
    • Acompañado.
    • Solo.
    • Acompañado
    • Solo.
    • Acompñado.
  • Grupo B:
    • Solo.
    • Solo.
    • Acompñado.
    • Solo.
    • Acompañado.
    • Solo.

La razón de esta distribución de las tareas fue eliminar los efectos de la práctica y la fatiga.

Nuevamente, los resultados pusieron de manifiesto que los mismos sujetos terminaban antes la tarea cuando estaban frente a un “competidor” que cuando estaban solos. El Triplett trató de explicar sus hallazgos de la siguiente forma: “La presencia corporal de otro concursante participando simultáneamente en la carrera sirve para liberar la energía latente que normalmente no está disponible”, explicó el psicólogo social.

De esta forma, Triplett sentó las bases de este importante concepto. Sin embargo, a la largo de la historia, otros autores han ampliado y matizado el mismo.


¿Sólo tiene efectos positivos?


En 1965, Robert Zajonc realizó una de las matizaciones más importantes de este constructo. En los experimentos realizados por Triplett, siempre se exponía que la presencia de otros mejoraba la ejecución. Sin embargo, también puede producirse el caso contrario y que la competencia consiga empeorar la ejecución del sujeto.

Algunos teóricos habían realizado ya descubrimientos en este sentido. En 1930, Dashiell encontró que el aprendizaje de sílabas sin sentido era más pobre cuando la tarea se realizaba en compañía que solo. De la misma manera, Pessins, primero en 1930 y tres años después, en colaboración con Husband, también encontraron resultados similares para memorizar el recorrido de un laberinto o aprender a realizar cálculos matemáticos complicados.

"No sé si es un buen atleta o es causa de la facilitación social" |Imagen: memegenerator,net.

¿Qué es lo que distingue las tareas propuestas por Triplett a los de estos últimos experimentos? En el caso de los ciclistas, a estos se les estaba midiendo su ejecución en una tarea que dominaban previamente y en el caso de los niños, se les pedía que realizasen una tarea mecánica bastante simple. Por el contrario, en los experimentos propuestos en el párrafo anterior, se solicitaban tareas complicadas en los que los sujetos no habían sido instruidos previamente y que requerían un esfuerzo mental.

Robert Zajonc.
La conclusión sería que esa fuerza latente que exponía Triplett se expresa igualmente, pero cuando la tarea está automatizada, sirve de motivación y energía para rendir a mayor nivel y, por el contrario, cuando la tarea es nueva y complicada, consume recursos energéticos necesarios para resolverla.

Dicho de otra manera, la presencia de otros mejora el rendimiento en tareas motoras y de escaso esfuerzo mental. Por el contrario, dificulta las tareas que requieren de un alto esfuerzo mental.

Si Triplett hubiera sido consciente de este doble efecto, seguramente hubiera bautizado a su fenómeno con otro nombre.

También en animales


Uno de los hechos más fascinantes acerca de este fenómeno es que también se aplica al reino animal. En 1929, Bayern demostró que las hormigas excavaban a mayor velocidad en presencia de otros miembros de la misma especie, de la misma manera qué, en el 37, Chen ponía de manifiesto que los pollos comían más cantidad de granos y Larsson, en 1956, encontró que distintas especies animales se apareaban mayor número de veces en presencia de posibles competidores.

Periquitos Verdes | Imagen: el run run.

Al igual que sucede en humanos, este efecto también puede llegar a ser contraproducente. En experimentos en los que se ha tratado de enseñar a recorrer laberintos a cucarachas (Alle y Masuere, 1936) o a periquitos (Gates y Alle, 1933), también se encontró un desempeño más pobre cuando el sujeto experimental tenía que aprender la tarea en compañía de individuos de la misma especie.