jueves, 22 de septiembre de 2016

Los componentes del amor. Teoría Triárquica de Robert Strenberg

El psicólogo Robert Strenberg propuso que existen tres factores dicotómicos, los cuales, dependiendo de cómo interactúen pueden generar distintas tipologías de amor.

A pesar de que “amor” es una palabra conocida por todo el mundo, es bastante complicado alcanzar una definición con la que todo el mundo esté de acuerdo. Comúnmente, cuando alguien trata de definir qué es el amor, se encuentra con que muchos de los atributos que destaca, pueden ser incluidos en otros conceptos tales como la amistad o el cariño, que por sí solos no son suficientes para generar amor romántico. Otras personas incluyen el deseo sexual en su definición, topándose posteriormente con casos que pueden ser categorizados como “amor” sin necesidad de la existencia de dicho deseo.

Robert Strenberg
Robert Strenberg | Foto: Alcheron

Ante esta ambigüedad, una de las figuras más representativas en la historia de la Psicología Diferencial, como fue Robert Strenberg, propuso la “Teoría Triárquica del Amor”, subdiviviendo este concepto en varios subtipos, según la presencia o no de distintas características.

Intimidad, pasión y compromiso. Los ingredientes del amor


Según la teoría de Strenberg, el amor es como un plato que para que sea del gusto de cualquiera, debe de tener los ingredientes precisos (y en su justa medida). Este autor sugirió que los componentes del amor son los siguientes:
  • Intimidad: se refiere al grado de conexión que sentimos hacia la otra persona y la confianza para compartir con ella todas nuestras confidencialidades.
  • Pasión: esta característica está más ligada al http://www.psicologiaalainversa.com/2016/09/atraccion-sexual.html, aunque también se puede relacionar a todas las manifestaciones fisiológicas que se disparan en nuestro organismo cuando hallamos el amor (aumento de dopamina y adrenalina, aumento de las defensas inmunológicas, entre otras).
  • Compromiso: se define como hasta donde estamos dispuestos a llegar por el bienestar de la otra persona y por el mantenimiento de la relación.

La falta de uno de los ingredientes (o incluso de dos), no es obstáculo para que el plato sea comestible e incluso apetecible, pero a la larga insípido y con más problemas a la hora de digerirlo.


Cariño (intimidad con ausencia de pasión y compromiso)


Es el sentimiento que generan aquellas personas hacia las que no nos cuesta nada abrirnos, pero por la que no sentimos ningún tipo de deseo sexual o romántico. Este tipo de amor se relaciona con la amistad.

Encaprichamiento (pasión sin intimidad ni cariño)


Generalmente se relaciona con lo que se llama "amor a primera vista", la agradable presencia física de una persona, u otros signos, no necesariamente derivados de la sexualidad (también puede suceder que nos parezca protectora o muy simpática), puede crear una fuerte atracción hacia ella. No obstante, dicha atracción es tan fuerte como frágil y seguramente se romperá cuando se necesite de cualquiera de los otros dos componentes y este no aparezca.

Teoría Triárquica del Amor


Amor vacío (compromiso, pero sin pasión ni intimidad)


Hay ocasiones en las que una pareja no encuentra facilidad para abrirse el uno con el otro y el deseo sexual ha muerto, pero un sentimiento mutuo de respeto y reciprocidad propicia que ambos pongan de su parte para que no se rompa la relación.

Amor romántico (intimidad y pasión sin compromiso)


A estas parejas les un fuerte sentimiento de cariño y comprensión bien alimentado por el deseo sexual, no obstante, es bastante probable que cuando lleguen los malos momentos, aquellos que realmente ponen a prueba a una pareja, no sepan, no puedan, o no quieran invertir los recursos necesarios para que la relación permanezca.

Amor social (intimidad y compromiso en ausencia de pasión)


Ocurre cuando alguien se siente muy unido hacia otra persona y haría cualquier cosa por que dicha relación siguiera adelante, aunque no siente por ella ningún tipo de atracción física.

Este tipo de amor es típico de matrimonios de muchos años de duración e incluso de algunas amistades también ya duraderas.

Robert Strenberg
"La pasión es la que más rápido surge y la que más rápido desaparece. La intimidad se desarrolla más despacio y el compromiso es el más estable" (Robert Strenberg) | Montaje: AZ quotes.


Amor fatuo (pasión y compromiso sin intimidad)


También llamado "amor loco", ocurre cuando la satisfacción que acarrea el deseo sexual, produce motivación hacia el compromiso, pero sin llegar a conectar lo suficiente con la otra persona como para llegar a tener intimidad con ella. Este tipo de relaciones son altamente inestables.

Amor consumado (intimidad, pasión y compromiso)


Dentro de la teoría de Strenberg, este es el amor idílico. Comprende de la completa devoción, confianza y deseo entre dos personas. Cuando estas características persisten, se puede decir que el amor es indestructible, no obstante, Strenberg advierte que lo complicado no es alcanzar este tipo de amor, sino permanecer en él.

No amor (ausencia de los tres componentes)


Muchas veces dos personas se conocen e interactúan sin necesidad de que ninguno de estos tres componentes aparezcan entre ellos (por ejemplo, dos compañeros de trabajo). El "no amor", no es amor, como se hace entender, pero es importante destacarlo en esta clasificación.

Los tipos de amor no son inmutables ni eternos


Cualquiera de los tres componentes arriba destacados pueden emerger o desaparecer. En el amor consumado, por ejemplo, puede perderse la pasión, y entonces convertirse en amor social. De la misma manera, una relación puede generarse como un encaprichamiento, pero si, posteriormente, cualquiera de los otros dos ingredientes aparecen, se convertiría en otro tipo de amor.